horoscopo chino gratis
 
 
 
 

 

28.- TA KUO / PREPONDERANCIA DE LO GRANDE

 

preponderancia de lo grande

 

Tui. Lo Gozoso, Lago
Sun. Lo Suave, Viento, Madera

El hexagrama representa un tablón ancho y fuerte en el centro, pero demasiado débil en los extremos. Debe ser cambiado o podrán resultar mal las cosas.

 

EL JUICIO:

"Preponderancia de lo grande. El vigamen está a punto de romperse. Alguien necesita un lugar donde ir. Exito". El peso de lo grande es excesivo. La carga es demasiado pesada para la fuerza de los so­portes. Las vigas en que descansa el techo están a punto de romperse. Se trata de una época y una si­tuación excepcional; se requieren medidas extraordina­rias. Es necesario encontrar un camino de transición lo más rápidamente posible y emprender la acción. Esto promete éxito. El peso de los elementos recae es­pecialmente al centro, por lo que no debe diferirse la resolución. Nada se sacará con medidas de fuerza; debe procederse con suavidad para comprender el sentido de la situación y así el cambio resultará venta­joso. Se requiere real. superioridad. El tiempo de la gran preponderancia es una época pasajera.

 

LA IMAGEN:

"El lago crece por encima de los árboles. La imagen de la preponderancia de lo grande. El hombre supe­rior, erguido sólo es indiferente y si debe renunciar al mundo permanece impertérrito".

Son tiempos ex­traordinarios aquellos en que la preponderancia de lo grande, como la época del diluvio cuando los la­gos crecían por sobre los árboles. Estas condiciones son temporales.

 

LAS LINEAS:

Seis en, la base significa: "Colocar esteras blancas de­bajo. Sin arrepentimiento".

Cuando un hombre de­sea emprender una empresa en tiempos extraordina­rios debe ser extremadamente cauteloso, como cuando coloca un objeto pesado en el suelo y tiene la pre­caución de poner esteras bajo él para que nada se rompa. Esta precaución, que puede parecer exagerada, no es un error. Las empresas extraordinarias no pue­den triunfar si no se observan las mayores precaucio­nes en sus comienzos.

Nueve en el segundo lugar significa: "Un álamo se­co retoña en sus raíces. Un hombre viejo toma una esposa joven. Todo prospera".

El agua está cerca de la madera. Se trata de una reanimación extraordina­ria del proceso de crecimiento. En la misma forma se abre una situación extraordinaria cuando un hom­bre viejo se casa con una muchacha joven que lo si­gue. Pese a lo inusitado de la situación, todo mar­cha bien. Del punto de vista de los políticos, el signi­ficado corresponde a que en tiempos extraordinarios debemos unirnos incluso con los más lejanos para que haya posibilidades de renovación.

Nueve en el tercer lugar significa: "La viga llega a su punto de ruptura. Desgracia".

Indica un tipo de hombre que en tiempos de preponderancia de lo grande insiste en empujar y adelantarse. No acepta advertencias de los otros y a su turno los otros no de­sean ayudarlo. La carga crece y bajo la estructura de las cosas puede arquearse o quebrarse. Tratar de ade­lantarse en estos tiempos de peligro sólo puede aca­rrear la catástrofe.

Nueve en el cuarto lugar significa: "La viga está asegurada. Buena fortuna. Si hay motivos ulteriores, es humillante".

En las relaciones amistosas con gente de rango inferior un hombre responsable logra man­tener el control de la situación. Si pese a trabajar para el bien de todos trata también de obtener pro­vecho personal, puede resultar humillado.

Nueve en el quinto lugar significa: "Un álamo marchito engendra cuatro ores. Una mujer vieja to­ma marido. Sin reproches. Sin ruegos".

Un árbol vie­jo que florece agota sus energías y apresura su final. Si una mujer vieja se casa de nuevo no hay renova­ción. Todo permanece estéril. El resultado es una ano­malía evidente en la situación. Aplicado a los políticos significa que en tiempos de inseguridad debemos abandonar la alianza con los que están debato y man­tener sólo las relaciones con los de más alto rango.

Seis en la cima significa. "Alguien debe ir a través del agua. El agua pasa sobre la cabeza de alguien. Desgracia. Sin reproches".

Lo poco usual llegó a la cúspide. Alguien es valiente y desea cumplir su tarea, no importa qué suceda. Esto lleva al peligro. El agua crece sobre su cabeza. Esta es la desgracia. Pero no incurriremos en motivos de arrepentimiento si condu­cimos nuestra vida de acuerdo a lo que nos parece bueno y justo, que son las cosas más importantes en la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>