El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

         


Tipos de hipnosis


¿Qué tipos de hipnosis existen y para qué sirven?

  • La Hipnósis Clásica:

    Es la más antigüa, la practicaron grandes personalidades como Mesmer, Charcot, hasta el mismo Freud es sus inicios, hoy en día es el fundamento de los hipnólogos de escenario. Sus técnicas son más directivas y ocupa diferentes elementos para fijar la atención del sujeto como péndulos, luces estroboscópicas, discos hipnóticos, etc. En algunas personas funciona mejor que otros tipos de hipnósis gracias a que ponen grandes expectativas en la experiencia y el conocimiento del hipnoterpéuta y les agrada que "les indiquen" en forma más directa las posibles alternativas de solución. En general cuesta más trabajo para llevar al cabo, pero lleva a la persona a estados más profundos de relajación.

  • La Hipnósis Ericksoniana:

    Es más moderna, su creador Milton Erickson, la utilizó con gran éxito ya que es más permisiva, es decir le da los elementos al paciente y éste va tomando sus propias decisiones, rutas y caminos para llegar a una interpretación de la realidad que le resuta más lógica dentro de su estructura mental. Por esto mismo es que es funcional aún con estados de trance ligeros. Es muy utilizada por los modernos terapéutas ya que desmitifica el hecho de tener que "dormir"o "perderse" para poder lograr un cambio en los hábitos o en la forma de percibir los problemas. Está más ligada a nuestro modo actual de vida y es en general más aceptada por los pacientes de nuestra clínica, porque hoy en día a la gente le cuesta más trabajo "dejarse llevar" por miedos infundados que no tenían en épocas pasadas.

  • La Programación Neurolinguística:

    Es una técnica muy interesante que toma lo mejor de la hipnósis ericksoniana y de la terapia familiar pero le añade un componente muy especial: EL LENGUAJE. Los estudios de los doctores Bandler y de Grinder muestran claramente que lo que nos distingue especialmente de los demás seres vivientes es precisamente el lenguaje. Aún nuestros pensamientos están "impregnados" o "registrados" en relación al lenguaje que usamos y su significado, en pocas palabras, gran parte de nuestro comportamiento está determinado por el lenguaje que usamos, con el que nos educaron y con el que nos expresamos. En el Centro utilizamos estos modelos para cambiar la forma en que registramos los eventos en nuestras estructuras neuronales.

Utilidades

La hipnosis y, en consecuencia, la autohipnosis, constituye un complemento eficaz en el tratamiento de una gran diversidad de problemas. Exponemos los más experimentados.

Reestructuración de los conocimientos y de las actitudes.

En este caso la hipnosis se emplea para “grabar” conocimientos y nuevas actitudes que permitan al sujeto enfrentarse mejor a los problemas que la vida proporciona.
Si una persona cree que es muy importante conseguir la aprobación y el aprecio de quienes le rodean, se siente mal cuando cree que no lo consigue. Puede incluso actuar de forma forzada, buscando que “todos le quieran”, aunque para ello deba renunciar a su propia manera de ser, o deba hacer concesiones que, en el fondo, le frustran.

Lo que nos afecta no son los hechos, sino la visión que tenemos de ellos. Y la visión que tenemos de los hechos depende, en gran medida, de “cómo hemos aprendido a ver los hechos”. Una “idea errónea” como la expuesta (“Debo agradar a todo el mundo”) hace que veamos a los demás como jueces a quienes tenemos que agradar por encima de todo, lo que nos supedita constantemente a las opiniones de otras personas.
En otras palabras, las “ideas erróneas” hacen que “veamos la realidad” de forma deformada. Si la idea errónea es “Mejor evitar los problemas que afrontarlos”, la persona se pasa el tiempo cerrando los ojos ante los problemas, y soslayándolos en lugar de tratar de resolverlos. A la larga, acaba por no saber qué hacer ante ningún tipo de problema, y, lo que es peor, se siente cada vez más incapaz. Le falta “entrenamiento” en el hábito de afrontar la realidad.

En estos casos, la técnica hipnótica puede ser de gran ayuda. Para cada “idea errónea” grabamos instrucciones racionales que pasarán a formar parte de los esquemas mentales del sujeto. El estado de relajación hipnótica supone una “superconcentración” que permite aprender las cosas con gran facilidad. Si las ideas son simples, racionales y claras, se “insertan” en la mente de quien las practica y, en poco tiempo, pasan a formar parte del “pensamiento automático”. Llamamos pensamiento automático al pensamiento que, constantemente, estamos produciendo, aún cuando no nos damos cuenta. Es una especie de “diálogo interior” que mantenemos con nosotros mismos, casi inconsciente, pero que comporta constantes “instrucciones” acerca de cómo actuar y acerca de qué valores debemos asumir.

Tics

La autohipnosis puede emplearse en el tratamiento de los tics, aunque siempre en combinación con otras técnicas. Los tics son movimientos involuntarios, y prácticamente inconscientes, que afectan a uno o varios músculos del cuerpo. A veces son ruidosos (tics fonatorios) consistentes en carraspear, inspirar por la nariz o chasquear la lengua. En ocasiones son combinaciones amplias de todo esto que venimos diciendo.

Control de hábitos

La hipnosis y la autohipnosis se han mostrado como un excelente método de ayuda para ayudar a los pacientes a controlar una serie de hábitos dañinos o molestos. Veamos su utilidad en varios de esos hábitos, y las distintas estrategias que pueden aplicarse en ellos:

 

volver

 

 

atras 1 / 2 adelante

   
       
AVISO LEGAL | POLITICA DE PRIVACIDAD| CONDICIONES DE USO WEB

806 PRECIO DEL MINUTO: 1,21 RED FIJA Y 1,57 DESDE MOVIL, IVA INCLUIDO, SOLO MAYORES DE 18 AŃOS
93 122 00 08, EN ESTE NUMERO FIJO PUEDE REALIZAR SU CONSULTA POR TARJETA,VISA Y MASTERCARD